Sumando Talento: Juan Martínez de Salinas. Cómo influye el networking en la empleabilidad.

La persona invitada a mi sección #SumandoTalento es Juan Martínez de Salinas. El lleva más de 20 años trabajando el desarrollo de personas, los recursos humanos y la empleabilidad. Es una persona con muchas inquietudes y desde 2007 tiene un blog sobre recursos humanos http://juanmartinezdesalinas.com/elblogderrhh/, muy recomendable. Es todo un referente en temas de empleabilidad, lo que le llevó a crear una app gratuita Guide your Talent.

Creatividad, iniciativa, capacidad de trabajo, proactividad son características que le definen. Recientemente ha lanzado un canal de debate de YouTube titulado Café con Talento. También es autor de dos libros que ha publicado en 2019, “Ejercita tu Talento” de la Editorial Profit y “Cuarto y mitad de contactos” de la Editorial Rasche, se trata de una visión crítica pero constructiva para aportar luz al networking, al mismo tiempo que te permite identificar qué es networking y qué no.

Os invito a conocerle, disfrutar de su post y leer sus libros.

 

Cómo influye el networking en la empleabilidad

 

No podemos negar que cuando surge una nueva palabra o concepto que se pone de moda, la explotamos hasta la saciedad. Si, además, acaba en “-ing” nos vuelve más locos si cabe; parece que para que sea global y se utilice tiene que ser un anglicismo. Nos ocurre con la palabra networking, que ha existido desde tiempos inmemoriales, al final en todas épocas se ha tirado de nuestra red de personas de confianza para diferentes asuntos o proyectos en los que estamos embarcados.

El siglo XXI es una época de retos, desarrollos y giros de 180º en el funcionamiento del mercado laboral y de las relaciones contractuales. Las relaciones laborales con fecha fin, es decir, trabajar por proyectos, es ahora una fórmula que está calando hondo. El concepto de “trabajar para un único empleador de por vida” será cada vez menos habitual. Pero de la misma forma, es habitual hoy en día querer todo “para ayer”, sin esfuerzo, es decir, de forma inmediata. Desgraciadamente, hay cosas que no cambian y sigue vigente el hecho de que todo lo que merece la pena requiere esfuerzo, inversión de tiempo y priorización.

No podemos delegar en otros la responsabilidad sobre cosas que requieren que adquiramos nosotros el rol protagonista e impulsor. Nuestra empleabilidad debe ser nuestra prioridad. Muchos son los que se preocupan de su futuro profesional, de su desarrollo, puesta a punto y reciclaje cuando no les queda más remedio porque se quedan sin fuente de ingresos. Es más, pretenden hacer en un abrir y cerrar de ojos, lo que requiere más tiempo del previsto. Nada es imposible, lo único es que hacerlo con tiempo y sin prisas, nos permite realizarlo a un ritmo correcto. Si uno se va preparando a lo largo de su carrera estará actualizado para cuando puedan surgir imprevistos o pérdida de proyectos.

Hace décadas, los conocimientos no caducaban y nos valían para toda nuestra carrera profesional. Hace ya tiempo que es vital estar en constante aprendizaje y formación continua. El saber no ocupa lugar; es bueno ponerse retos y aprender cosas diferentes. Cada vez más, uno tiene que saber qué conocimientos ya no nos sirven y adaptarlos o adecuarlos a las necesidades actuales. Hoy en día, existen mil formas de adquirir conocimientos por vías formales e informales de aprendizaje. Tenemos que estar en acción constante, probando diferentes cosas y en búsqueda de oportunidades, a las que llegaremos de formas a veces insospechadas.

En paralelo, tenemos que cultivar, cuidar y ayudar a nuestra red de personas, siempre que esté en nuestra mano. No podemos acordarnos de nuestras personas solo cuando necesitemos algo. Para que las relaciones con otras personas fluyan y duren en el tiempo, tenemos que ser capaces de generar confianza mutua.

Está claro que no todas las personas te pueden caer bien ni viceversa. Tienes que buscar y formar tu comunidad de personas, que se convierta en una extensión de tu hogar, que te impulse a ser mejor persona y profesional, que estén para las duras y para las maduras, que disfrutes con ellas y que te quieran con tus ángeles y demonios. A todos nos han causado decepciones personas en las que confiábamos pero no podemos hacer pagar con la misma moneda a otros que no tienen ninguna responsabilidad.

Siempre digo que debemos ayudar a los demás todo lo que este en nuestra mano, sin esperar reciprocidad; al final, lo que uno da le vuelve (aunque sea con el tiempo). Eso sí, somos libres de decidir a quién ayudar y/o dedicar nuestro tiempo. De la misma manera, también tenemos que asumir las consecuencias de nuestros actos, es decir, si no ayudamos a nadie, será raro que otros te ayuden o que llegará un momento que se cansen de hacerlo.

Aunque os parezca que no, la empleabilidad y el networking tienen influencia el uno en el otro y están interrelacionados. Muchas oportunidades laborales o proyectos apasionantes no se publican en lugares accesibles para todo el mundo, sino que lo conocen unas cuantas personas que lo comparten solo con sus redes de confianza; si no estás en esas redes, te pierdes mucha información relevante. Al final, pasas esa información a personas que conoces en profundidad en lo profesional y/o personal, es decir, vas a “lo seguro”.

La empleabilidad es ser lo suficientemente versátil y adaptable para no dejar de ser interesante para los grupos de interés de tu área profesional, sector o profesión. Tenemos que preocuparnos por visibilizar y mostrar nuestros conocimientos, experiencias y valías. Esto requiere tener una estrategia global, con planes alternativos y diversos, por si nos falla alguno. Tienes que preocuparte porque te conozcan las personas que sepan valorar tu propuesta de valor. Es vital que en ese proceso de empleabilidad constante en el que todos estamos embarcados nos conozcamos bien para sabernos sacar partido.

No te conviertas en acumulador de personas, las redes sociales y profesionales son un buen medio para ser un comienzo de conexión con otras personas, siempre y cuando tengas una estrategia de profundización de esa relación en el mundo offline.

El mundo evoluciona aunque tú te emperres en no cambiar. Está claro que el permanecer en la zona conocida nos hará evitar errores, sin embargo, nos hará estancarnos y perder oportunidades. La vida es acción con pruebas que a veces saldrán bien y otras nos darán lecciones convirtiéndose en aprendizaje si sabemos percibir los errores. Si uno se pone metas muy bajas y triunfa es un riesgo que nos costará caro, es decir, nos conformaremos a la primera y eso hará que nos quedemos en un entorno mediocre.

Siempre digo que es preferible pensar a lo grande para ver hasta dónde llegamos, para pensar en pequeño y no llegar más allá por no haberlo previsto. Si alguien me hubiese dicho que en 2019 iba a publicar dos libros le hubiese dicho que deliraba. Somos capaces de muchas más cosas de las que pensamos. Al final nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Con confianza en uno mismo y trabajo duro somos capaces de llegar donde nos propongamos, aunque no siempre sea en el momento que nos gustaría.

Tienes que ser capaz de evaluar de forma constante tu empleabilidad y tu red de personas. Si algo no te gusta de tu empleabilidad o de tu red de contactos, debes cambiarlo y eso consiste en pasar a la acción. Asume primero que ninguna persona somos perfectas y que todos cometemos errores.

 

Juan Martínez de Salinas Murillo

Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza , con máster en Recursos Humanos y en Prevención de riesgos laborales especialidad ergonomía por el Colegio oficial de politólogos y sociólogos de Madrid.

En la actualidad trabaja como Coordinador de Redes Sociales (Social Media Manager) del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem). Imparte Talleres, acciones formativas y conferencias sobre: liderazgo, productividad, motivación, trabajo en equipo, ventas y networking, talento, emprendimiento, marca personal, reclutamiento 2.0, recursos de empleo y redes sociales.

Organizador de eventos como Face to face, Update19, Jornadas de estrategia de marca personal y desarrollo de negocio en Linkedin, entre otros.

Publica asiduamente en el periódico «El Heraldo de Aragón», artículos de temática relacionada con los Recursos Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.